10 chistes malísimos

 

   

1.
Carta a la mujer amada:
Por ti soy capaz de cualquier cosa:
Cruzar nadando océanos.
Llegar a la cima de la montaña más alta del mundo.
Gritar a los cuatro vientos sobre mi amor por ti.
Enfrentar a cualquier obstáculo que nos separe...
Te amo tanto...
P.S. Llegaré el jueves, si no llueve...
 

2.
Iba por la carretera un señor y su sobrino, de pronto pasa un burrito y al esquivarlo se estrella contra un árbol. El señor y su sobrino son llevados en ambulancia a la clínica más cercana.
Luego de tres días se despierta el señor y lo primero que dice es:
- Dígame la verdad doctor, ¿cómo está mi sobrino?
- Lamentamos informarle que nunca más podrá tocarle las orejitas a su sobrino.
- ¡Oh no! ¿Perdió las dos orejas, doctor?
- No, usted perdió los dos brazos.
 

3.
Letter to bank:
Dear Sirs,
In view of current developments in the banking market, if one of my checks is returned marked "insufficient funds", does that refer to me or to you?
Yours Faithfully
 

4.
Había un hombre que trabajaba en la oficina de correos, cuyo trabajo era procesar las cartas que traían la dirección ilegible. Un día, llego a sus manos una carta que traía escritura temblorosa y que iba dirigida a Dios, pero no tenia dirección alguna. Como esa carta no iba a ir a ningún lado, decidió abrirla para ver de qué se trataba.
Querido Dios:
Soy una viuda de 84 años, que vive de una pequeña pensión. Ayer, alguien robó mi bolsa que tenía 1,000 pesos, era lo que me quedaba de la quincena y ahora voy a tener que esperar hasta mi próximo cheque, no sé que hacer.
El próximo domingo es Navidad y había invitado a dos amigas mías a cenar, pero sin dinero, no tendré qué ofrecerles, no tengo ni comida para mí, no tengo familia y eres todo lo que tengo, mi única esperanza. Me podrías ayudar? Por Favor?
Sinceramente
María.

Fue tal el impacto que la carta causó al empleado postal, que este decidió mostrarla a sus compañeros de trabajo, todos quedaron sorprendidos y comenzaron a buscar en sus bolsas y carteras, al final de la tarde, habían hecho un cooperación de 880.00, los guardaron en un sobre y se lo mandaron a la dirección del remitente de María.
Esa tarde, todos los empleados que cooperaron, sintieron un rico calorcito en el ambiente y una sensación de satisfacción que tal vez no experimentaban hace mucho tiempo, al saber lo que habían hecho por Maria y sus amigas.
Llego la Navidad y pasó.
Algunos días después de la Navidad, llegó a la oficina de correos otra carta de María, la reconocieron inmediatamente por la escritura y porque iba dirigida a Dios.
La abrieron y todos con curiosidad escucharon lo que decía:
Querido Dios:
Con lagrimas en mis ojos y con todo el agradecimiento de mi corazón te escribo estas líneas para decirte que hemos pasado, mis amigas y yo, una de las mejores navidades de la vida, y todo por tu maravilloso regalo, debes saber que siempre hemos sido fieles a tu mandato y hemos guardado todos tus mandamientos, tal vez esa sea la razón de tu benevolencia con nosotras, Gracias Dios, por cierto, faltaban 120 pesos, seguramente se los robaron esos hijos de la chingada del correo...
 

5.
- Querida, ¿qué regalo tengo que hacerte para que olvides mis infidelidades?
- El divorcio
 

6.
Se encuentra un borracho llorando frente a un letrero, y pasa un amigo y le pregunta:
¿Por qué llora?
El borracho indica el letrero y dice:
Ya no hay vergüenza en este país, ahí dice "Se vende madre sin sentimiento."
El amigo le dice:
¡No sea bruto!, ahí lo que dice es "Se vende madera, zinc, cemento."
 

7.
El abogado de divorcios a uno de sus clientes:
-Referente a su caso, tengo una noticia buena y otra mala. ¿Cuál quiere oír primero?
-Pues... la buena.
-Su esposa no va a pedir que se repartan las herencias que usted reciba tras el divorcio.
-Ah, bien... ¿y cuál es la mala noticia?
-Se va a casar con su padre.
 

8.
¿Sabían acerca del terrorista que secuestró un 747 lleno de abogados?
Él amenazó con liberar uno cada hora si sus demandas no eran cumplidas.

9.
-¡Mamá!, ¡mamá!, en el colegio me dicen: "jabón en polvo"
-No te preocupes, Ariel.

10.
Un señor daba consejos a su hijo en trance de buscar pareja. Le decía: "Es importante que te consigas una mujer que sea buena esposa y buena madre, que tenga tu casa en perfecto orden, que te cocine sabrosas comidas y te reciba con cariño cuando llegas. Es importante que te consigas una mujer inteligente con la cual puedas hablar de cosas trascendentes, comentar la actualidad política y obtener de ella consejos sabios para normar tu vida. Es importante que te consigas una mujer que sea buena en la cama, que comparta tus fantasías eróticas y satisfaga plenamente tus deseos en materia sexual. Y, por último, es importante que esas tres mujeres nunca se conozcan"...

 

Fin...

 

 

 


 

Cualquier comentario por estos chistes será bien recibido por su...  servidor.

Nota: Este formulario está hecho para funcionar con el típico Outlook de Microsoft, en caso de que uses correos en Internet como Hotmail o Yahoo, no uses este formulario y mejor usa esta dirección maestro@lafca.com para mandar tu comentario.

 

Nombre
Comentario

   

"A los políticos y a los pañales hay que cambiarlos seguido... y por las mismas razones"
La Fundación Cultural Alvarado
Copyright La FCA© La Fundación Cultural Alvarado. Reservados todos los derechos.
México D.F. México
Correo electrónico:
maestro@lafca.com
Sitio hecho por Desarrollo de Internet